Balenciaga, pretemporada O/I 2012

 

 

Balenciaga, pre -fall 2012.

La prolongación de la vida de una marca tras la desaparición de su creador es un asunto delicado. Y más concretamente en marcas tan relevantes en el desarrollo evolutivo de la moda como Balenciaga. Al observar las colecciones actuales de B., vemos a un diseñador del siglo XXI. Efectivamente, en determinadas ocasiones recuerda a Cristóbal B.  Pero lo que se ve en el trasfondo,  es un creativo de aptitudes geniales para reinterpretar tendencias o conceptos del pasado y hacer florecer estilos  genuinamente espontáneos. Estilos que, con frecuencia, marcan tendencias que se pueden llamar así pues son globales y se manifiestan de forma masiva en el prêt-à-porter de la calle.  El nombre es Balenciaga. Lo que vemos, es Nicolás Ghesquière. De este modo, esta casa de modas (como se las llamaba por aquella época), se presenta como uno de las pocas marcas realmente innovadoras, que sigue su curso al margen de todas las tendencias que se contagian de un creador a otro o de los tan valiosos libros de tendencias y que inundan las pasarelas dando lugar, así, a la confusión y al tedio; pareciendo no decenas de desfiles, sino uno sólo, dilatado y aburrido.

Con asiduidad, vemos en N.G. las colecciones  de aspecto más futurista  entre los diseñadores del ámbito europeo occidental; sus diseños los situaríamos en un hábitat más desarrollado, y por tanto más creativo. En esta última colección, elementos popularmente conocidos como la camisa o el vestido tipo blusón,  pantalones con hechura de pantalón de chándal, botines, o zapatos de salón cerrados, todos ellos  de gran popularidad en los años ochenta, se nos muestran como un estilo retro rompedor, atrevido y refrescante. La nostalgia por los años pasados no cae, de ningún modo, en la ñoñería.

Algunas veces dicen que sería interesante ver a N.G. de creativo en otras marcas. O incluso en la alta costura.Yo considero que esta marca ya es interesante. Y me atrevería a decir que algunas de sus colecciones se acercan mucho a la alta costura.

Cristóbal Balenciaga o Nicolás Ghesquière … Bueno, no hay por qué elegir. Que siga el que está. El que nos habla de lo que queda y de lo que se va.

 

* Fotografías de Style.com

* Texto Spain Street Style

votar

Deja un comentario

Please use your real name instead of you company name or keyword spam.